APERITIVOS Y ENTRANTES

miércoles, 28 de enero de 2015

GUISANTES FRESCOS CON BACON Y JAMÓN



Hoy nos vamos a dar un pequeño "homenaje", si habéis leído bien, un "homenaje", aunque la foto de arriba sea de unos guisantes; eso sí, unos estupendos guisantes frescos que no tienen nada que ver con los congelados ni los de conserva. Una receta  con la que con muy pocos ingredientes conseguimos un plato de lujo, bien sea como plato único o como guarnición. Hablo de homenaje, ya que bien es cierto que el precio del guisante fresco es un poco más elevado, pero merece la pena aprovechar cuando están en temporada. Ni que decir tiene que la receta se puede hacer perfectamente con guisantes congelados. Para elaborarlos he aprovechado media tarrina de bacón que le había sobrado mi hijo de hacer unos espaguettis carbonara, y unas lonchas de jamón que había por la nevera, pero se pueden emplear cualquiera de los dos ingredientes o ámbos, como ha sido mi caso. 



GUISANTES FRESCOS CON BACON Y JAMÓN


INGREDIENTES:
2 personas

1 Kg. de guisantes frescos. 
1 cebolleta mediana
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
50 gr. de jamón serrano
50 gr. de bacón
2 vasos de caldo de verduras 
Sal

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será desvainar los guisantes. Es la tarea más entretenida de la receta, luego se hace en un plis plas.
  • En una cacerola baja, ponemos el aceite a calentar, mientras cortamos la cebolleta en cuadritos, y la añadimos una vez el aceite esté caliente. Rehogamos a fuego medio, para que no se nos queme. 



  • Una vez la cebolla haya cogido un poquito de color, añadimos el bacon y el jamón , rehogamos un par de minutos, hasta que coja un color doradito. 



  • Añadimos los guisantes, y dejamos que se rehoguen un par de minutos, dándoles vuelta. 
  • Agregamos el caldo de verduras, que queden bien cubiertos, pero sin pasarnos, que no queden nadando en el caldo. Yo en este caso he utilizado caldo  de verduras casero, pero se puede utilizar del que viene ya preparado o hacerlo con una pastilla de concentrado de verduras. Cuando hago puré de verduras, o crema de calabaza, cuelo el caldo que me sobra y lo congelo, así lo tengo para poder añadirlo a cualquier receta que lleve este tipo de caldo. 
  • Removemos bien, tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego lento unos 15 o 20 minutos, depende de lo tiernos que sean. Eso sí, hay que vigilarlos para no pasarnos en  la cocción y que se nos deshagan. 
  • Removemos, rectificamos de sal, si es necesario; y servimos calientes. 




Notas: Si utilizamos guisantes congelados, usaremos medio kilo, del fino o extrafino. Y los tendremos cociendo unos 5 o 6 minutos. 

sábado, 24 de enero de 2015

GAMBAS AL AJILLO CON GULAS

Hoy fin de semana, vamos con una fantástica tapa, un aperitivo  de diez, para tomar con una cervecita bien fría o un buen vino blanco joven bien fresquito; una tradicional receta, como son las gambas al ajillo, a la que le damos un aire más renovado añadiéndole unas gulas. Las gambas al ajillo es un plato muy fácil de preparar, cuyo único secreto es la calidad de la gamba que pongamos; podemos utilizar gamba pelada o entera, fresca o  congelada. Eso sí, el éxito está asegurado. 




GAMBAS AL AJILLO CON GULAS


INGREDIENTES:

1/2 kg. de gamba pelada (si es con cascara 1 kg)
1 paquete de 250 gr. de gulas
Aceite de oliva virgen extra
3 dientes de ajo
1 guindilla
Perejil seco
Sal

PREPARACIÓN:

  • Si la gamba es con cascara la pelamos y podemos utilizar las cabezas y las cascaras para hacer un concentrado de gambas. 
  • Pelamos y lavamos los dientes de ajo y los cortamos en láminas. 
  • Cortamos también la guindilla, por la parte superior, y sacamos las pepitas que lleva dentro, para que no pique tanto. 



  • Ponemos un buen fondo de aceite a calentar en una sartén. Cuando haya cogido un poco de temperatura añadimos los dientes de ajo y la guindilla. 


  • Cuando los ajos comiencen a dorarse añadimos las gambas y  salamos. 
  • Tenemos un par de minutos a fuego vivo, incorporamos las gulas y removemos bien.
  • Mantenemos al fuego medio minuto más. Apartamos del fuego, espolvoreamos con perejil seco y servimos inmediatamente. 


miércoles, 21 de enero de 2015

MANZANAS ASADAS



Hoy traigo una estupenda receta si queremos seguir contrarrestando los excesos de éstos pasados días navideños. La manzana de por sí, es un alimento que deberíamos introducir todos los días en nuestra dieta debido a sus notables beneficios para la salud; aunque si tenemos el estomago delicado, puede ser que nos resulte un poco indigesta; y una buena manera de solucionarlo es tomarla asada. La manzana asada es la reina en las dietas de adelgazamiento, por el bajo aporte calórico  que nos ofrece y su gran poder saciante.  La forma de prepararlas la copié hace ya bastante tiempo de Eva Arguiñano. 




MANZANAS ASADAS


INGREDIENTES:

1 manzana por comensal, variedad reineta o golden
1 cucharadita de azúcar blanquilla, por manzana
1 cucharadita de azúcar moreno, por manzana
1 pegotito de mantequilla, por manzana
1/2 rama de canela, por manzana
25 ml. de vino dulce, por manzana
Canela molida

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será lavar bien las manzanas bajo el grifo de agua fría. Secamos y descorazonamos, ayudándonos de un descorazonador de frutas.
  • Precalentamos el horno a 200º.



  • Con un cuchillo afilado, hacemos un corte superficial por todo el contorno de la manzana. 


  • Colocamos las manzanas en una fuente que pueda ir al horno. 
  • Añadimos dentro de cada manzana, una cucharadita de azúcar blanquilla, una cucharadita de mantequilla y media rama de canela. 


  • Regamos cada manzana con el vino dulce; y añadimos una cucharada de azúcar moreno. 
  • Introducimos en el horno, 200º durante 30 0 35 minutos, depende de como nos gusten de cocidas y la variedad de la manzana. 
  • Servimos templadas, espolvoreadas con un poco de canela molida. 



domingo, 18 de enero de 2015

BURRITOS DE POLLO



Hoy una cena que hará las delicias de los más jóvenes de la casa. Unos burritos mejicanos de pollo. Una forma divertida y diferente de comer verdura. Así es como los preparo yo en casa, y nos encantan;  aunque seguro que difieren mucho en como los elaboran los verdaderos entendidos de comida mejicana, por eso no seáis muy estrictos y les pongáis muchas pegas, ¿vale? jajaja...


BURRITOS DE POLLO


INGREDIENTES:
2 personas

2 filetes de pechuga de pollo, no muy gruesos
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento amarillo
1 cebolla
1/2 lata de maiz dulce (si no ponemos pimiento amarillo)
2 cucharadas de tomate natural, triturado.
2 cucharaditas de sazonador de burritos o fajitas
2 tortitas de trigo mejicanas
Una pizca de comino molido
Aceite de oliva, virgen extra
Sal


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que hacemos es cortar el pollo en tiras. 
  • Lavamos los pimientos y la cebolla y los cortamos en cuadritos pequeños también los podemos cortar en tiras, al gusto. Reservamos. 




  • En una sartén, ponemos un poco de aceite y sofreímos el pollo, sin pasarnos para que nos quede jugoso;  salamos un pelín y ponemos una cucharadita del sazonador, que hayamos escogido; removemos bien, retiramos de la sartén y reservamos.  Yo suelo utilizar sazonador de fajitas, a mis hijos les gusta más que el de los burritos. 



  • Ahora ponemos la cebolla y rehogamos unos minutos, a fuego medio; cuando la veamos blandita añadimos los pimientos, salamos  y los freímos  hasta que estén hechos. 
  • Incorporamos el tomate, damos unas vueltas y dejamos sofreír un par de minutos. 
  • Si no habíamos puesto pimiento amarillo, y vamos a poner maíz, lo añadimos ahora, mezclamos bien.
  • Ponemos la pizca de comino, al gusto,  y removemos para que se mezclen los sabores. 
  • Incorporamos el pollo que habíamos reservado. Ponemos otra cucharadita del sazonador de fajitas. Mezclamos y probamos. Si nos gusta más fuerte podemos añadir más sazonador, esto es al gusto, a mi me gustan un poco picantitos, pero no excesivamente. Y si hay niños, menos todavía. 



  • Sacamos la mezcla de la sartén y escurrimos el aceite para que no nos quede grasiento. 
  • Ponemos en un plato la torta y la metemos al microondas 10 segundos, para que se ponga blandita, sin pasarnos, pues entonces nos quedaría dura. 
  • Ponemos dos cucharadas del relleno en el centro de la torta, tapamos doblando cada uno de los lados y cerramos por uno de los extremos. 
  • Servimos, acompañado de un poco de ensalada. 

domingo, 11 de enero de 2015

LUBINA A LA SAL



Poco a poco ya va volviendo todo a la normalidad; se acabaron las comilonas, las grandes celebraciones, los turrones, polvorones, y todos los dulces típicos de éstas fechas. Yo particularmente estoy "saturada" de tal cantidad de comida y de las horas pasadas en la cocina. Por eso, la receta que traigo hoy es estupenda, saludable 100%, para contrarrestar los excesos, fácil y rápida, ¿se puede pedir más?, si, que sea rica, y eso os puedo asegurar que se cumple a la perfección, para los amantes del pescado, un plato de lujo. 




LUBINA A LA SAL


INGREDIENTES:

4 lubinas de ración (las mías pesaban 1.100 gr.)
1.700 gr. de sal gorda de hornear
500 gr. de sal fina
1/2 vaso de agua

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será limpiar el pescado, podemos pedir que nos lo limpien en la pescadería, hay que quitarle la tripa, pero no las escamas. 
  • Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo.
  • Ahora vamos a preparar la costra de sal, para ello en un bol grande mezclamos la mitad de la sal gorda con la mitad de la sal fina. 



  • Echamos la mitad del agua, removemos bien con las manos, añadimos el resto de la sal, de los dos tipos y el agua que nos quedaba, terminamos de mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea . Sabemos que está en su punto, si cogemos un poco con la mano, apretamos y conseguimos una mezcla compacta. 




  • En una bandeja de horno, preparamos la cama de sal, poniendo una capa de medio centímetro aproximadamente, apretamos bien con las manos. Sobre ésta cama de sal colocamos el pescado.
  • Tapamos el pescado, con el resto de la sal, apretando bien con las manos, para que nos quede una capa compacta, y así luego poder retirarla con facilidad, y evitar que el pescado nos quede salado. Dejamos las colas al descubierto. 
  • Ponemos la bandeja en la parte central de horno, y horneamos 25 minutos. No hay que abrir la puerta del horno, durante éste tiempo. 



  • Pasado el tiempo, sacamos la bandeja del horno, y tiramos de la cola, si se suelta con facilidad, el pescado está listo y cocinado. 
  • Hay que retirar la costra de sal inmediatamente, para evitar que el pescado se nos pase. Con la ayuda de un cuchillo, marcamos el perímetro del pescado y vamos retirando los pedazos de sal.
  • Pasamos las lubinas a una fuente. Retiramos la piel, que  saldrá sola, con suma facilidad al tirar de ella y la carne se deshará en lascas. Acompañamos de la guarnición que más nos guste, yo en este caso las he acompañado de asadillo de verduras. 


Notas: 
  • Al pescado no hay que quitarle las escamas, solo la tripa. 
  • La cantidad de sal a utilizar es doble de peso del pescado en sal. 
  • Para que la costra nos quede endurecida hay que añadirle a la sal un par de claras de huevo, o bien utilizar tres partes de sal gorda, una parte de sal fina y medio vaso de agua, para humedecer y compactar la mezcla. 
  • El tiempo de horneado varia en función del peso: para 1 kg. de peso de pescado horneamos 25 minutos. Para 2 kg. 40 minutos, y para 3 kg. 50 minutos. Siempre a 200º, calor arriba y abajo. 
  • Los pescados más adecuados para ésta receta aparte de la lubina, son la dorada, el besugo y el salmón. 



miércoles, 7 de enero de 2015

ARROZ CON BOGAVANTE



Con ésta primera entrada del año lo primero de todo, es desearos feliz Año Nuevo, y que éste que comienza sea un buen año para todos. Y lo hago con un extraordinario arroz, si hay un arroz festivo por excelencia, es el arroz con bogavante; nunca antes lo había preparado en casa, siempre lo había comido fuera, y ha sido en éstos días de Navidad cuando lo he hecho, y la verdad es que no me ha defraudado para nada, obtuve un aprobado sobrado, por parte de mis comensales. Un exquisito arroz, con un potente sabor a marisco. 



ARROZ CON BOGAVANTE



INGREDIENTES:
4 personas

1 bogavante
400 gr. de arroz
1 puñado de chirlas o almejas (opcional)
150 gr. de tomate triturado
1 cebolla, mediana
1/2 pimiento rojo
1/2 cucharadita de ñora molida, o 2 ñoras
1 puntita de pimentón
Unas hebras de azafrán, o colorante alimentario
2 cucharadas de brandy
Aceite de oliva virgen extra

Para el fumet de pescado:

2 huesos de rape
250 gr. de gamba, yo utilice blanca de Huelva
Un trozo de puerro, la parte blanca
1 cebolla
1  tomate
Unas ramas de perejil
2'5  litros de agua

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será cortar el bogavante; al gusto de cada uno, longitudinalmente de la cabeza a la cola, o bien separando la cabeza del cuerpo y partiendo éste en rodajas. A mi me lo tuvieron que preparar  en la pescadería, no me veía yo cortando al animal vivo. Me lo preparó, partiéndolo  de la cabeza a la cola; luego yo en casa, le separé la cabeza del cuerpo.




  • Preparamos el fumet de pescado, para ello ponemos el agua en una cacerola, añadimos el tomate, puerro, la cebolla, la rama de perejil y los huesos de rape. Salamos ligeramente y ponemos a cocer. 
  • Cuando rompa a hervir desespumamos, para quitarle las impurezas al caldo, y ponemos a fuego medio. Cuando lleve diez minutos cociendo, añadimos las gambas y tenemos un par de minutos más. 





  • Con una espumadera, sacamos las gambas y un poco de caldo y trituramos con la batidora, colamos y pasamos éste caldo a otra cacerola, colamos también el caldo con las verduras y lo juntamos con el de las gambas y mantenemos caliente a fuego mínimo.



  • Calentamos un buen chorreón de aceite de oliva, en la cazuela donde vayamos a preparar el arroz y doramos en el, los trozos de bogavante, por un lado y por el otro; sacamos y reservamos. 


  • En ese mismo aceite, donde el bogavante habrá soltado todos sus jugos, añadimos la cebolla, cortada muy finita, y los trozos de pimiento, doramos a fuego medio, para evitar que se nos queme; cuando veamos que está doradita,  añadimos el tomate y la ñora molida, sofreímos unos minutos más. Incorporamos el brandy, removemos y dejamos evaporar un par de minutos. 




    • Agregamos el arroz, removemos para que se impregne bien de todo el sofrito, ponemos la pizca de pimentón  damos unas vueltas más y añadimos el caldo de pescado, que deberá estar caliente (a punto de hervir); aproximadamente unos 1700 ml., ya que depende del tipo de arroz, dejamos en el fuego el resto del caldo, por si hubiese que añadirle un pelín. Ponemos las hebras de azafrán, que previamente habremos machacado en el mortero, o el colorante alimentario. 
    • Colocamos los trozos de bogavante, ponemos a fuego fuerte durante 8 o 10 minutos, bajamos un poco el fuego y cocinamos otros 8 o 10 minutos más. El tiempo de cocción depende del tipo de arroz y de nuestro gusto, con 20 minutos aproximadamente debería ser suficiente, pero aquí ya depende del gusto de cada uno.
    • Comprobamos de sal, y si es necesario rectificamos. 
    • Si le ponemos chirlas o almejas, las añadimos cuando falten cinco minutos de cocción del arroz.