APERITIVOS Y ENTRANTES

martes, 30 de diciembre de 2014

NOCHEBUENOS




Éste dulce que os traigo hoy me devuelve al pasado; a un pasado que yo no he vivido pero al que mi madre hace referencia siempre, cuando llega la Navidad. Éste es su dulce favorito, no hay nada que le guste más. Son una especie de bollos, pero con un toque diferente, que se hacían en el pueblo cuando llegaba ésta época. Los preparaban en todas las casas días antes de Nochebuena, y los llevaban a cocer al horno, allí se reunían las mujeres y pasaban largas horas hasta que una a una iban terminando su hornada. La entrada de hoy va dedicada a la memoria de Carmen, la madre de mis amigas Mª Rosa y Mª Carmen, le encantaba prepararlos y tuve el placer de hacerlos con ella varias veces, hacía una masa espectacular, y siempre que los preparo me acuerdo de ella. Un beso muy grande para ti, Carmen. 




NOCHEBUENOS


INGREDIENTES:

500 ml. de aceite de oliva
250 ml. de zumo de naranja
250 ml. de anís dulce.
25 gr. de levadura seca de panadero (o 75 gr. fresca)
3 patatas grandes
Agua para cocer las patatas
500 gr. de azúcar
7 huevos
2 kg. de harina de fuerza
La ralladura de un limón

Para decorar:

Nueces y almendras, peladas
Huevo batido, con un chorreón de leche
Azúcar

PREPARACIÓN:


  • Ponemos el aceite en una sartén y calentamos hasta que empiece a humear. Retiramos del fuego, para que se enfríe y reservamos. 
  • Llenamos una cacerola con agua e introducimos las patatas peladas. Cocemos hasta que estén totalmente blandas. Retiramos del fuego y dejamos que se temple. 





  • Cuando el agua de las patatas esté templada, las aplastamos con un tenedor, colamos y apartamos unos 600 ml. de éste agua. Reservamos. 


  • En un recipiente grande, ponemos el agua de patata (si utilizamos levadura fresca la disolveríamos completamente, en éste agua un poco templada, menos de 37º); añadimos el resto de ingredientes líquidos: el zumo de naranja, el anís dulce y el aceite de oliva, ya frío. Mezclamos bien, con una varilla manual. 


  • Incorporamos la ralladura de un limón y los huevos, previamente batidos. Continuamos mezclando, para que se integre todo bien. 
  • Añadimos el azúcar, y seguimos mezclando, con la varilla. 


  • A continuación vamos echando la harina, poco a poco, al principio vamos mezclando con la varilla, pero después ya vamos amasando con las manos. 
  • La cantidad de harina, es aproximada, ya que depende del tamaño de los huevos, y de la cantidad de líquido que absorba la harina. 
  • Amasamos hasta conseguir una masa homogénea, ligera pero manejable. Si le añadimos harina en exceso, luego los nochebuenos no quedarán tan esponjosos. 
  • Cuando tengamos la masa lista, tapamos y dejamos reporsar en un lugar cálido, hasta que doble su volumen. Con éste tipo de masas no hay que tener prisa, pueden tardas un par de horas perfectamente. Si tu cocina es fresca, puedes meter el recipiente en el horno, apagado, para evitar corrientes de aire frío. 



  • Cuando la masa haya levado lo suficiente, enharinamos ligeramente la mesa de trabajo y colocamos la masa sobre ella. 
  • Vamos cogiendo porciones de masa, las amasamos ligeramente para quitarles un poco de aire, les vamos dando forma y las vamos colocando en la encimera, unas al lado de las otras, así hasta terminar toda la masa. 
  • Tapamos y dejamos reposar, en un lugar cálido, hasta que doblen su volumen. 


  • Precalentamos el horno a 200-220º.
  • Cuando los bollos hayan crecido, los pintamos con huevo batido, con un chorreón de leche. 
  • Colocamos las almendras y las nueces por toda la superficie, como más nos guste. 
  • Espolvoreamos generosamente con azúcar. Horneamos durante 15 o 20 minutos, hasta que estén dorados por fuera y cocidos por dentro. 


Notas: Con éstas cantidades salen bastantes, podemos reducir los ingredientes a la mitad, si no queremos tardar tanto.

Debemos hornearlos de dos en dos, ya que crecen mucho en el horno. Si vemos que se ponen ,muy dorados por fuera y todavía no están hechos por dentro, tapamos con un papel de aluminio, para evitar que se nos quemen. 


sábado, 27 de diciembre de 2014

MENÚ NOCHEBUENA Y DÍA DE NAVIDAD 2014




Éste es el menú que preparé en la cena de Nochebuena y el día de Navidad. Solo eramos cinco personas, con lo cual lo tuve fácil, pregunté e hice lo que todos me pidieron. Así el  acierto era seguro, y lo más importante, no quedaron restos de cena ni de comida, excepto las bocas de mar, que hice para que sobrasen; ya que luego no me gusta  comer varios días las sobras de éstas grandes comilonas. 


MENÚ NOCHEBUENA







Bocas de Mar 

Sorbete de limón

Piña natural

Dulces navideños y sidra







MENÚ DÍA DE  NAVIDAD

Bocas de mar

Carabineros a la plancha

Cochinillo asado

Piña natural y fruta

Dulces navideños y sidra







CONCHAS MARINERAS

Estas fantásticas conchas formaron parte de los entrantes en mi cena de  Nochebuena. En casa no suelen faltar y sobre todo  si le pregunto a mi hijo mayor, cuando llega alguna celebración; las conchas marineras y las espirales son un fijo, le encantan. Si además de lo buenas que están le añadimos lo fáciles que son de hacer y lo  resultonas que quedan, pues  casi que no tenemos excusa para no hacerlas. 




CONCHAS MARINERAS


INGREDIENTES:

1 lata de mejillones, al natural
1 puñado grande de gambas peladas
8 palitos de cangrejo
50 gr. de aceite de oliva, virgen extra
400-420 gr. de leche
60 gr. de harina
Queso rallado, 
Sal, pimienta blanca y nuez moscada


PREPARACIÓN:

Mycook:

  • Ponemos el aceite en el vaso, y programamos 2 minutos, 100º velocidad 1. 




  • Añadimos las gambas, los mejillones (escurridos del liquido de la lata) y los palitos cortados en trozos; y sofreímos durante 1 minuto, 100º velocidad 2. 


  • Añadimos la harina, programamos 1 minuto, 100º velocidad 2. Incorporamos la leche, la pimienta blanca, la nuez moscada, una cucharadita de sal, y programamos 7 minutos, 100º velocidad 4, durante los primeros 10 segundos, después bajamos la velocidad al 3 hasta completar los  minutos restantes.


  • Rellenamos las conchas (o recipientes pequeños que puedan ir al horno), cubrimos con queso y gratinamos, hasta que estén doraditas, a nuestro gusto. 


Tradicional:
  • Calentamos el aceite en una cacerola baja a fuego medio, cuando esté añadimos las gambas, mejillones y palitos, sofreímos durante un minuto, aproximadamente. Apartamos del fuego, pasamos la batidora, pero unos segundos y en velocidad baja, para que nos queden trocitos, que no nos quede triturado del todo. Ponemos de nuevo al fuego, añadimos la harina, sofreímos hasta que cambie de color, incorporamos la leche, la cucharadita de sal, la pimienta blanca y la nuez moscada, y vamos moviendo con unas varillas, hasta que la bechamel espese y coja cuerpo. Rellenamos las conchas y gratinamos en el horno, hasta que estén doraditas a nuestro gusto. 
Notas: Las gambas pueden ser congeladas peladas, aunque yo en ésta ocasión utilicé gamba blanca de Huelva. 

lunes, 22 de diciembre de 2014

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!




La entrada de hoy no trae ninguna receta, solo mis mejores deseos para éstas fiestas.

Agradecer a todos el tiempo que dedicáis en pasar por  mi cocina, a través de éste humilde blog. 

Que la estrella de éste árbol ilumine nuestro camino, para que en éstos días podamos dejar atrás los malos momentos y quedarnos solo con lo bueno que nos brinda la vida.

Que disfrutéis en la mejor compañía, y lo dicho FELIZ NAVIDAD. 

sábado, 20 de diciembre de 2014

TURRÓN TRES CHOCOLATES



¡¡¡Vamos, vamos que no llegamos!!!, ya tenemos aquí la Navidad, y hay que ir ultimando. Este fin de semana, lo estoy dedicando a preparar algunos dulces; y claro el turrón de chocolate no podía faltar,  el otro día vi este en el blog de Ana Sevilla, sabéis que me encanta su blog;  y como a mi hijo mayor le apasiona la tarta tres chocolates, pues no lo he pensado dos veces, y el éxito ha sido total, vamos que he tenido que esconderlo, si quiero que llegue a Nochebuena, jajaja...



TURRÓN TRES CHOCOLATES


INGREDIENTES:

130 gr. de chocolate negro
130 gr. de chocolate blanco
130 gr. de chocolate con leche
60 gr. de manteca de cerdo
30 gr. de nueces
30 gr. de avellanas
30 gr. de arroz inflado chocolateado (cereales)


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será trocear los frutos secos por separado, unos segundos, velocidad progresiva 5-7-9, ir comprobando, no nos tienen que quedar triturados del todo, sino gorditos, que los notemos en el turrón. 
  • El arroz inflado lo dejaremos tal cual. 
  • Reservamos. 



  • Trituramos los chocolates, también por separado. Reservamos.
  • Forramos con papel vegetal, un molde, si no lo tenemos de silicona. 



  • Echamos en el vaso el chocolate negro, 20 gr. de manteca y programamos 1 o 2 minutos, 50º velocidad 2. Ir comprobando, ya que el chocolate se quema con mucha facilidad, hasta que lo veamos fundido. 
  • Añadimos las nueces, mezclamos unos segundos y ponemos la mezcla en el molde. Damos unos golpes contra la encimera para que nos quede uniforme. Dejamos solidificar, para poder echar la capa siguiente.



  • Cuando el chocolate haya solidificado, procedemos a preparar la siguiente capa. 
  • Lavamos el vaso, ponemos el chocolate blanco, otros 20 gr. de manteca y programamos entre 1 y dos minutos, 50º velocidad 2.  Cuando lo veamos fundido, añadimos las avellanas, mezclamos unos segundos, y volcamos la mezclar sobre la capa de chocolate negro, con cuidado. Golpeamos suavemente, contra la encimera, y volvemos a dejar que solidifique. 


  • Sin lavar el vaso, repetimos la misma operación anterior, echamos el chocolate con leche, los 20 gr. de manteca restantes y volvemos a programar 1 o 2 minutos, 50º velocidad 2. Cuando el chocolate esté fundido, añadimos el arroz inflado, mezclamos con una espátula y volcamos la mezcla sobre la capa de chocolate blanco.
  • Volvemos a golpear el molde contra la encimera, alisamos bien y dejamos que solidifique en un lugar fresco y seco.


 
Un verdadero placer, para los amantes del chocolate. 

jueves, 11 de diciembre de 2014

SUSPIROS




Pues seguimos a vueltas con recetas navideñas. En éste caso es un dulce muy típico aquí, por éstas fechas. A mi hermana le encantan, y como donde ella vive, no los hacen, pues siempre procuro tener hechos para cuando nos juntamos en Navidad, como éste año nos toca Reyes, la espera para disfrutarlos se le va a hacer un poco más larga.  Un dulce sencillo, y con pocos ingredientes, por lo cual no hay excusa para no ponerse manos a la obra. 




SUSPIROS

INGREDIENTES:

3 claras de huevo
150 gr. de azúcar (50 gr. por clara)
150 gr. de almendras crudas (laminada o en juliana)
1 cucharadita de sal

PREPARACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 100-120º.
  • Colocamos los moldes en una placa de horno.
  • Colocamos las claras en el recipiente donde vayamos a montar el merengue, que deberá estar bien limpio y seco. Comenzamos a batirlas, con la varilla eléctrica de la batidora o con el accesorio de la varilla de un robot amasador, a velocidad media, hasta que empiecen a espumar bien. 
  • Cuando hayan empezado a levantar, agregamos la sal y seguimos batiendo a velocidad media dos minutos. 





  • Ponemos la batidora al máximo de potencia, añadimos el azúcar a cucharadas, y seguimos batiendo hasta que el merengue haga picos y quede bien duro. (10 minutos más o menos)
  • Mientras el merengue va montando, colocamos un papel vegetal en una bandeja de horno, extendemos las almendras y las tostamos en el horno, dandoles vueltas a menudo para evirtar que se nos quemen; cuando las veamos doraditas, apartamos y dejamos enfriar. 




  • Cuando tengamos el merengue listo, añadimos la almendra y con una espátula la vamos integrando poco a poco, con movimientos envolventes, para evitar que el conjunto nos baje.


  • Colocamos la mezcla en una manga pastelera, y vamos rellenando los moldes que habíamos preparado, unas 3/4 partes de su capacidad. 
  • Metemos el horno a 100-120º unos 60 u 80 minutos. Pasado el tiempo apagamos el horno y dejamos dentro los moldes hasta que el horno esté frío completamente. 


lunes, 8 de diciembre de 2014

HUEVOS DE CODORNIZ EN CHAMPIÑÓN SOBRE SALSA DUXELLES



En casa el pistoletazo de salida a la Navidad lo marca el puente de la Constitución, es en estos días cuando montamos el Belén, el árbol de Navidad, y la casa ya va teniendo ese ambiente festivo y navideño que tanto nos gusta. Y con la entrada de hoy, damos también el pistoletazo de salida a las recetas navideñas, en éste caso se trata de un aperitivo, muy económico, vistoso, fácil y lo más importante, muy, muy rico.




HUEVOS DE CODORNIZ EN CHAMPIÑÓN 
SOBRE SALSA DUXELLES



INGREDIENTES:

Champiñones medianos, limpios
Sobrasada
Huevos de codorniz, tantos como champiñones  vayamos a rellenar
1 cebolla, pequeña
40 gr. de mantequilla
1 ramita  pequeña de romero fresco
200 ml. de nata líquida (35% de materia grasa)
Sal y pimienta negra recién molida
Aceite de oliva, virgen extra.



PREPARACIÓN:
  • Separamos el sombrero del tronco de los champiñones. Recortamos el hueco, con una puntilla, con el fin de hacerlo más grande. Reservamos los troncos y los recortes de los champiñones. 




  • Forramos una bandeja con papel aluminio, colocamos los champiñones, salamos ligeramente  y rociamos  con un hilillo de aceite de oliva. Horneamos a 180º durante cinco minutos. Sacamos y reservamos. 
  • Una vez se hayan templado, ponemos un pegotito de sobrasada dentro. Reservamos. 



  • Troceamos los troncos y los recortes de los champiñones. Troceamos la cebolla, en cuadritos. Reservamos. 
  • En una cacerola ponemos un chorreonceito  de aceite de oliva y la mantequilla, cuando esté caliente añadimos la cebolla y sofreímos, hasta que la veamos doradita. Agregamos el champiñón troceado, el romero, la sal y la pimienta, y seguimos sofriendo a fuego medio, unos minutos, hasta que el champiñón esté hecho. 



  • Agregamos la nata, dejamos cocinar a fuego suave, un par de minutos. Apartamos del fuego y trituramos con la batidora, nos debe quedar una salsa espesa con trocitos. Rectificamos de sal, si es necesario. 
  • Cascamos un huevo de codorniz encima de la sobrasada que habíamos puesto en los champiñones, salamos y metemos al horno, 180º, un par de minutos, hasta que veamos la clara cuajada y la yema blandita. 
  • Ponemos un poco de salsa en cada cucharita, colocamos los champiñones rellenos encima, y espolvoreamos con una pizca de pimienta recién molida.