APERITIVOS Y ENTRANTES

domingo, 23 de febrero de 2014

PATATAS A LO POBRE

Desde luego el nombre no le hace justicia para nada; una receta sencilla donde las haya, pero para mi uno de mis platos favoritos. Aunque no tiene ningún misterio, y "casi que no hay receta", hoy he querido ponerla aquí, ya que también es uno de los platos preferidos de mi hijo mayor, Sergio, y como es un "cocinicas" y los viernes él es el encargado de hacer la comida, el otro día me decía "mamá me tienes que enseñar a cocinar alguna cosa más" (la pasta es su especialidad junto  con el pollo al limón); entonces yo le dije que éste blog aparte de ser uno de mis "hobbits" favoritos, era un legado para ellos, ya que aquí van a estar esas recetas que comemos en casa y tanto les gustan.  Esta, va por ti cariño. 




PATATAS A LO POBRE


INGREDIENTES:

2 muslos de pollo deshuesados
4 patatas grandes
Aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo
huevos

PREPARACIÓN:

En una sartén ponemos abundante aceite a calentar, cuando esté caliente echamos los dos dientes de ajo. Mientras quitamos la piel a los muslos de pollo y los troceamos. Partimos las patatas a rodajas, no muy gruesas, como para tortilla. 



Incorporamos el pollo, damos unas vueltas añadimos las patatas y vamos friendo a fuego medio hasta que estén bien hechas. Sacamos a una fuente, colamos el aceite sobrante y en él vamos friendo los huevos. Los colocamos encima de las patatas, y servimos. A la hora de comerlos, los rompemos, para que la yema caiga por encima. 




Eso sí, prepara una buena hogaza de pan, para poder degustar esté verdadero "manjar" en todo su esplendor. 



martes, 18 de febrero de 2014

TARTA DE VAINILLA CON FROSTING DE QUESO (SAN VALENTÍN)

Si, ya sé que vengo retrasada y con otra tarta "San Valentín", pero no ha podido ser antes. La preparé para el sábado, ya que teníamos comida familiar, y claro no íbamos a degustar ésta delicia sólo en casa, la nota dulce, había que compartirla con todos. Es una tarta preciosa y que está muy buena; es la primera vez que preparaba frosting, pero os aseguro que no será la última, nos encantó a todos. Gracias Carmina, por ésta estupenda receta de frosting, como todo lo que te copio, perfecto. 





TARTA DE VAINILLA 
CON FROSTING DE QUESO


INGREDIENTES:
Para el bizcocho genovés:

4 huevos
120 gr. de harina
120 gr. de azúcar
un pellizco de sal

Para la crema pastelera:

3 huevos
500 gr. de leche
100 gr. de azúcar
50 gr. de maicena

Para emborrachar el bizcocho:

200 ml. de agua
150 gr. de azúcar
50 gr. de ron, coñac, vino dulce... el licor que os guste

Para el frosting de queso:

250 gr. de queso Mascarpone
200 gr. de queso Philadephia
120 gr. de azúcar glass
500 ml. de nata para montar
1/2 cucharadita de esencia de vainilla


PREPARACIÓN:

Con éstas cantidades he preparado la tarta en un molde de corazón de 21 cm. aproximadamente. Se necesitan dos bizcochos, para poder hacerle tres capas a la tarta. Si podemos preparamos los bizcochos el día anterior. Así nos organizaremos mejor. 

Precalentamos el horno a 170º. Engrasamos un molde desmontable, con mantequilla. 



Bizcocho genovés:

Comenzamos preparando el bizcocho, para ello colocamos la paleta mezcladora, en la mycook, ponemos el azúcar y los huevos en el vaso y programamos 5 minutos, 40º velocidad 4. Pasado el tiempo volvemos a programar otros 5 minutos misma velocidad, pero sin temperatura. Añadimos la harina tamizada y la sal y programamos 10 segundos velocidad 3; terminamos de mezclar bien la harina con movimientos envolventes, para que no nos baje la preparación. 




Ponemos la mezcla en el molde, damos unos golpes contra la encimera para igualarlo, y horneamos entre 10 o 15 minutos. Eso como siempre digo, dependerá de cada horno. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla. 
Mientras el primer bizcocho se hornea, preparamos la mezcla del segundo, y así en un plis plas tenemos los dos bizcochos preparados.

Crema pastelera:

Mycook:

Colocamos los ingredientes de la crema en el vaso y programamos 20 segundos, velocidad 7 para que se mezclen bien los ingredientes. Colocamos la paleta mezcladora y programamos 9 minutos 90º velocidad 3. 





Tradicional:

Ponemos los ingredientes de la crema en un bol y los mezclamos bien con la batidora. Pasamos a un cazo,y cocemos a fuego muy suave moviendo continuamente con las varillas, hasta que espese. 

Cuando tengamos lista la crema, la pasamos a una manga pastelera, con boquilla lisa, dejamos enfriar. 


Para emborrachar el bizcocho:

Ponemos un cazo al fuego con el agua y el azúcar, dejamos hervir 5 minutos, retiramos del fuego y añadimos el licor, yo en éste caso usé vino dulce de Jerez. Dejamos enfriar y reservamos. 

Frosting de queso:

Montamos la nata, y cuando esté casi lista vamos añadiendo el queso poco a poco y el azúcar, mezclándolo hasta que quede bien integrado, y por último las gotas de vainilla. 


Dejamos reposar en la nevera, mínimo media hora, para que coja cuerpo la crema. 

Montaje de la tarta:

Con un cuchillo bien afilado, cortamos cada bizcocho en dos partes, más o menos iguales. Vamos a utilizar tres, la otra la guardamos, para comerla así, es un bizcocho con un sabor delicioso. De los dos bizcochos dejamos el que mejor tenga la parte de abajo, para ponerlo en la capa superior de la tarta, así nos quedara la superficie completamente lisa, y perfecta.  


Colocamos la primera capa de la tarta en la fuente donde vayamos a presentarla. Forramos los bordes con papel de aluminio para que no se nos manchen y luego poder retirarlos con facilidad. Con ayuda de una brocha vamos calando bien el bizcocho por todos lados. Ponemos una buena cantidad de frosting de queso, y extendemos bien con una espátula, procurando dejar una capa uniforme. 



Colocamos la segunda capa de bizcocho encima del frosting, volvemos a calar con el almibar y ayudándonos de la manga pastelera ponemos una capa generosa de crema pastelera. Colocamos encima de la crema la última capa de bizcocho, calamos de nuevo y cubrimos por encima y los laterales con el frosting. Reservamos un poco de frosting, que colorearemos con unas gotas de colorante rojo en gel, hasta que obtengamos el color rosa deseado. En éste caso yo he usado de Dr.Oetker





Ponemos el frosting rosa en una manga pastelera con boquilla rizada mediana, y vamos haciendo pequeñas flores por todo el borde del molde, arriba y abajo. 




Terminamos decorando la superficie como más nos guste, yo en este caso he utilizado corazones de azúcar en color rosa. Dejamos reposar un par de horas antes de desgustarla. 




Una preciosidad de tarta y sobretodo buenísima. Aunque parezca una receta muy larga, no es nada difícil, y si tenemos tiempo es mejor hacerla  en dos días diferentes. 



domingo, 9 de febrero de 2014

BOMBONES DE FOIE

Comenzando con la semana del "amor", ya tenemos la blogosfera llena de dulces para celebrar el día de San Valentín. Aunque es una fecha que se ha convertido en algo totalmente comercial; ya llevamos varios días con los escaparates de las floristerías, perfumerías y grandes superficies llenos de flores, peluches, perfumes... para celebrar ese día; y los restaurantes anunciando "cenas románticas" por doquier. Aunque a nadie le amarga un "dulce" y a todos nos gusta que nos hagan regalitos, yo creo que el amor hay que celebrarlo todos los días, y no sólo en San Valentín, un sentimiento que hay que cuidar y mimar día a día. Pero bueno, no me enrollo más y por si queréis sorprender a vuestra pareja y preparar en casa una cenita especial, aquí os traigo unos deliciosos bombones de foie con reducción de Pedro Ximénez. Una verdadera delicia, que seguro no os dejará indiferentes. 




BOMBONES DE FOIE


INGREDIENTES:

400 gr. de foie micuit
120 gr. de nata para cocinar
1 cucharadita de coñac

Reducción de Pedro Ximénez:

300 ml. de vino Pedro Ximénez
80 gr. de azúcar

PREPARACIÓN:

Troceamos el foie y lo colocamos en el vaso de la mycook, añadimos la nata, la cucharadita de coñac y programamos 5 minutos, 60º velocidad 4. Cuando termine el tiempo, damos unos golpes de turbo para que no queden grumos y nos quede una mezcla fina. 




Pasamos la mezcla a los moldes de bombones que tengamos. Dejamos atemperar un poco. 




Envolvemos los moldes en varias capas de papel film y los pasamos al congelador. 
Ahora vamos a preparar la reducción de Pedro Ximénez; para ello colocamos en un cazo el vino y el azúcar, ponemos a fuego medio y dejamos cocer aproximadamente una media hora, removiendo de vez en cuando para que se disuelva bien el azúcar. 


Cuando veamos que ha reducido a la mitad, apartamos del fuego y dejamos enfriar. No dejar que espese mucho en el fuego, ya que al 
enfriar va cogiendo más consistencia. Una vez templado, colocamos en un biberón y conservamos en la nevera. 

Cuando los bombones estén completamente congelados, desmoldamos, así congelados para que no pierdan la forma y dejamos descongelar en la nevera. 

Servimos decorados con un hilo de reducción de Pedro Ximénez y unas escamas de sal. 



miércoles, 5 de febrero de 2014

BIZCOCHO DE TURRÓN

Aunque la receta de hoy bien pude considerarse de aprovechamiento, ya que nos sirve para darle salida a ésa tableta de turrón de Jijona, que todavía tenemos rodando por los armarios de la cocina; yo quiero aprovecharla para  celebrar mi "segundo cumpleaños"; como algunos de vosotros sabéis, ayer hizo dos años que me detectaron un cáncer de mama y ésta mañana,  justamente dos años después he tenido la revisión de turno y todo ha salido perfecto. Y qué mejor manera de celebrarlo, que publicando una entrada de un dulce; en éste caso un estupendo bizcocho copiado del blog de menorcana, blog que me encanta y sabéis que sigo asiduamente. El perfecto colofón para un día muy feliz. 




BIZCOCHO DE TURRÓN


INGREDIENTES:

1 yogurt griego
1 tableta de turrón de Jijona blando (200 gr.)
3 huevos, tamaño L
100 gr. de aceite de oliva suave
75 gr. de azúcar (si eres goloso 100 gr)
225 gr. de harina de repostería
1 sobre de levadura

PREPARACIÓN:

Ponemos en el vaso de la mycook, la harina, levadura y azúcar y tamizamos, programando 10 segundos velocidad 8. Sacamos y reservamos. 


Ahora ponemos los huevos, el yogurt y el aceite y mezclamos 10 segundos velocidad 5. Incorporamos la harina reservada y mezclamos cinco segundos velocidad 5. Reservamos ésta mezcla en un bol. 


Troceamos la tableta de turrón y la desmenuzamos ayudándonos con un tenedor. Lo hacemos así, para que no se nos quede triturado del todo y se encuentren trocitos de turrón en el bizcocho. Nos debe quedar una textura granulada. 


Añadimos el turrón desmenuzado a la mezcla que teníamos reservada y con una espátula lo integramos bien en la masa. 


Engrasamos la base y los laterales de la cubeta de la fussioncook y colocamos un papel vegetal en el fondo, lo engrasamos también. Vertemos la mezcla, y damos unos golpes contra la encimera para igualarla. Ponemos la tapa y con válvula abierta, programamos menú cake 45 minutos. Pasado el tiempo sacamos la cubeta de la olla y dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. 


Cuando el bizcocho esté frío, y antes de servir espolvoreamos con azúcar glas.


Modo tradicional:

En un bol ponemos el yogurt, los huevos y el aceite y mezclamos con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea. 
En otro bol mezclamos la harina y la levadura tamizada con el azúcar. 
Unimos las dos mezclas con las varillas hasta que estén bien integradas. 
Desmenuzamos con un tenedor el turrón y lo añadimos a la mezcla anterior removiendo y mezclándolo bien. 
Untamos un molde con mantequilla, vertemos la mezcla y metemos al horno precalentado a 180º durante 30 minutos aproximadamente. Como siempre digo, dependerá de cada horno, comprobamos que está hecho pinchándolo con un palillo. Sacamos del horno, y dejamos enfriar antes de desmoldar. 

domingo, 2 de febrero de 2014

LUBINA AL HORNO

Hoy un plato muy fácil y con pocos ingredientes. El secreto, como casi el de todas las recetas está en escoger un buen producto, en éste caso unas buenas lubinas. El resultado está asegurado, una delicia para los amantes del pescado; y de la guarnición ya ni hablamos, unas patatitas y unas tiras de pimiento, con un exquisito sabor, que no dejarán a nadie indiferente. Eso sí, prepara una buena barra de pan, la salsita esta.... Uhm!! casi un pecado. 




LUBINA AL HORNO


INGREDIENTES:

1 lubina de ración por comensal
1 patata medianita, por comensal
1 pimiento rojo
1 pastilla de caldo de pescado
1/2 litro de agua (para 4 lubinas)
Aceite de oliva, virgen extra
1 limón, partido en rodajas
Hierbas provenzales
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Cortamos las patatas en rodajas de medio centímetro, aproximadamente. Cortamos el pimiento en tiras. 



En una bandeja de horno, formamos una cama con las patatas y los pimientos. Salpimentamos. 
Ponemos el agua a hervir con la pastilla de caldo de pescado; dejamos unos minutos, apartamos del fuego y dejamos templar. 
Cubrimos las patatas, espolvoreamos con las hierbas provenzales, y metemos al horno a 180º, durante veinte minutos. 


Sacamos la bandeja del horno, salpimentamos las lubinas y las colocamos encima de las patatas, regamos con el resto del caldo que habíamos reservado, espolvoreamos con hierbas provenzales y colocamos dentro del vientre de las lubinas rodajas de limón. 
Metemos al horno a 180º y horneamos, hasta que veamos que el pescado ha cambiado de color y se abre en lascas. 



Servimos cada lubina, acompañada de las patatas, los pimientos y regadas con la salsita que ha quedado en la bandeja.