APERITIVOS Y ENTRANTES

domingo, 29 de septiembre de 2013

ROLLITOS DE SALMON

La entrada de hoy bien puede ser un aperitivo, o una cena en la que quedaremos de lujo. Los ingredientes son bien sencillos, y el resultado es muy bueno. Si te gusta el salmón ahumado, no dudes en prepararla, vas a quedar gratamente sorprendido. Vamos a ello. 




ROLLITOS DE SALMÓN


INGREDIENTES:

200 gr. de salmón ahumado
150 gr. de queso de untar
150 gr. de gamba cocida
5 palitos de cangrejo (surimi)
8 ó  10 espárragos blancos en conserva, pequeños
1/2 manzana de variedad un poco ácida
1 cucharadita de eneldo picado
1 vuelta del molinillo de pimienta

PREPARACIÓN:

En un bol ponemos el queso de untar y batimos enérgicamente con unas varillas hasta dejarlo con una consistencia ligera y cremosa. 
Pelamos las gambas y reservamos. Quitamos el líquido de la conserva al bote de espárragos y ponemos a escurrir sobre papel de cocina. Reservamos. 
Cortamos los palitos en trocitos pequeños y agregamos al queso; cortamos la manzana en cubitos y también incorporamos al queso. Añadimos unas vueltas del molinillo de pimientas y removemos bien toda la mezcla. 


Ahora vamos sacando las lonchas de salmón y les vamos poniendo encima una cucharada del relleno anteriormente preparado, extendemos bien y encima colocamos 2 espárragos y 2 o 3 gambas, enrollamos con cuidado en sentido longitudinal; colocamos en una fuente de servir y espolvoreamos con eneldo picado por encima. 




Nota: Podemos servir los rollitos encima de una cama de lechuga, cortada en juliana. 

miércoles, 25 de septiembre de 2013

PROFITEROLES

Lo que hoy os traigo no es nada nuevo, quien no ha comido unos deliciosos profiteroles, a mi me encantan. En ésta ocasión me he explayado y los he preparado de crema pastelera, nata y chocolate. Vamos que no hay excusa para no ponerse manos a la obra, y si te pasa como a mi, que me gustan todos...; vamos a ello




PROFITEROLES


INGREDIENTES:
Masa:
100 gr. de mantequilla
150 gr. de harina
250 gr. de agua
5 huevos

Crema pastelera:
2 huevos
250 gr. de leche
50 gr. de azúcar
25 gr. de maicena

Ganaché de chocolate:
1 tableta de chocolate fondant
200 m. de nata para montar

Nata para rellenar:
200 ml. de nata para montar
1 cucharada, colmada, de queso crema
azúcar glass (al gusto)

PREPARACIÓN:

Lo primero vamos a preparar la masa de los profiteroles. 

Mycook:

Ponemos el agua y la mantequilla en la jarra y programamos 7 minutos, 120º, velocidad 2. Agregamos la harina y mezclamos 10 segundos, velocidad 5. Añadimos los huevos de uno en uno sin introducir el siguiente hasta que observemos que el anterior se ha mezclado perfectamente, en velocidad 5. (1)


Tradicional:

Ponemos el agua y la mantequilla en un cazo, llevamos al fuego, cuando el agua rompa a hervir, añadimos toda la harina de golpe, removemos enérgicamente hasta que la masa se desprenda de las paredes del cazo. Ahora vamos incorporando los huevos de uno en uno, sin introducir el siguiente hasta que veamos que el anterior se ha mezclado perfectamente. 

Pasos comunes a ambas preparaciones:

Una vez tengamos la masa preparada, la pasamos a una manga pastelera con boquilla rizada (2 y 3).

Ponemos un papel vegetal en la bandeja del horno y vamos haciendo pequeños montoncitos con la manga pastelera, hasta terminar toda la masa (4). 

Precalentamos el horno a 200º y cocemos los profiteroles de 15 a 20 minutos, hasta que estén bien inflados y doraditos. 

Una vez estén doraditos, sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar.




Mientras los profiteroles se enfrían vamos a ir preparando los rellenos. 

Crema pastelera:
Mycook:

Colocamos los ingredientes de la crema en el vaso y programamos 20 segundos, velocidad y para que se mezclen bien los ingredientes. colocamos la paleta mezcladora y programamos 7 u 8  minutos 90º velocidad 3. 

Tradicional:

Ponemos los ingredientes de la crema en un bol y los mezclamos bien con la batidora. Pasamos la mezcla a un cazo, y cocemos a fuego muy suave moviendo continuamente con las varillas hasta que espese. 




Cuando tengamos lista la crema, la pasamos a una manga pastelera, con boquilla lisa y dejamos enfriar. 

Ganaché de chocolate:

Ponemos a calentar la nata en un cazo, mientras troceamos el chocolate, cuando la nata rompa a hervir apartamos del fuego, añadimos el chocolate y vamos removiendo hasta que esté completamente fundido. Dejamos que temple un poco y pasamos a una manga pastelera con boquilla lisa y dejamos enfriar. 

Nata para rellenar:

Sacamos la nata de la nevera (o el congelador, ya que cuanto más fría esté mejor se nos montará), añadimos el queso crema y con la batidora de varillas empezamos a montarla, cuando la tengamos casi montada, vamos añadiendo poco a poco azúcar glass al gusto, hasta que esté bien durita. Pasamos a una manga pastelera con boquilla lisa y reservamos. 




Con un cuchillo bien afilado, vamos abriendo los profiteroles y los vamos rellenando con las distintas preparaciones, y los vamos decorando:  los de crema y chocolate con azúcar glass y los de nata con hilitos de ganaché de chocolate. 

Conforme los vayamos terminando los pasamos a una bandeja, y listos para servir. 

¿Con cual te quedas?, yo con todos!!!!!!!!!!



domingo, 22 de septiembre de 2013

BERENJENAS RELLENAS

Aunque hoy en día la podemos encontrar en el mercado durante todo el año, es en los meses de verano cuando ésta hortaliza alcanza su mayor esplendor; por eso si tenemos la ocasión de cocinarla recién cogida de la huerta, como ha sido mi caso, no debemos dejar pasar la oportunidad, la diferencia es notable. Como sabéis los que os dais una vuelta por aquí a menudo, mi pueblo está en plena sierra de Alcaraz, y éste año el verano llegó un poco más tarde de lo habitual con lo cual los productos de la huerta se han retrasado un poco, por eso el otro día cuando unos amigos nos regalaron éstas berenjenas que acababan de recolectar de su huerto, no me lo pensé dos veces, al día siguiente comeríamos berenjenas, en ésta ocasión rellenas de pollo y champiñon, una verdadera delicia. 




BERENJENAS RELLENAS

INGREDIENTES:

2 berenjenas (1 por comensal)

Relleno:
Media pechuga de pollo entera
200 gr. de champiñón
3 cucharadas de salsa de tomate 
1 cebolla mediana
Queso rallado
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de orégano

Bechamel:
1 cucharadas de harina colmada
15 gr. de mantequilla
300 gr. de leche entera
Sal, pimienta blanca y nuez moscada.

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será lavar bien las berenjenas debajo del grifo frotándolas, secamos con un papel de cocina, partimos longitudinalmente y cortamos un pelín de piel para hacerles una base y que se tengan bien en la bandeja del horno. Una vez hecho esto hacemos unos cortes en forma de rombo en la pulpa, salamos, espolvoreamos con el molinillo de pimienta, echamos un chorrito de aceite y horneamos a 180º durante 35 o 40 minutos, hasta que estén hechas, pero cuidado de no pasarnos para que puedan conservar bien la forma. 




Una vez las tengamos horneadas, ayudándonos de un cuchillo y una cucharilla les sacamos la pulpa, las vaciamos y reservamos. La pulpa la cortamos en cuadraditos y reservamos también. 

Ahora vamos a preparar el relleno, para ello ponemos aceite a calentar, mientras cortamos la cebolla en trocitos pequeños (brunoise), echamos la cebolla en la sartén y la vamos pochando a fuego medio, hasta que coja un color dorado. Mientras cortamos el pollo y los champiñones en dados. 


Cuando la cebolla esté doradita añadimos los dados de pollo, y tenemos hasta que cambien de color, no mucho ya que si no se resecarían. Seguidamente añadimos el champiñón y subimos el fuego para que el agua que sueltan se evapore rápidamente y no nos "ague" el sofrito. Cuando se haya absorbido todo el liquido, añadimos la pulpa reservada de las berenjenas y dejamos un par de minutos. Ahora incorporamos  el tomate damos un par de vueltas, dejamos un minutillo más, apartamos del fuego y reservamos. 

Ahora vamos a preparar la bechamel. Ponemos la mantequilla en un cazo al fuego, cuando esté fundida añadimos la harina y sofreímos hasta que coja color. Incorporamos la leche, sal, pimienta blanca y nuez moscada y removemos continuamente con las varillas, sin apartar del fuego hasta que espese; nos debe quedar una bechamel un tanto ligerita, ya que es solo para napar las berenjenas. 



Ahora rellenamos las berenjenas, cubrimos con la bechamel, esparcimos el queso rallado encima y horneamos a 180º-190º calor arriba y abajo, durante 10 minutos aproximadamente. No hay que tenerlas mucho, solo hasta que el queso se dore, ya que todos los ingredientes han sido cocinados antes. 

Notas: Al comprar berenjenas debemos escoger las que tengan la piel lisa y brillante y que tengan bastante peso en relación a su tamaño. Debemos rechazar las que presenten golpes y manchas. 
Las podemos conservar en la nevera, hasta una semana, envueltas de una en una en papel film y apartadas del resto de frutas y verduras. 

jueves, 19 de septiembre de 2013

BROWNIE OREO

Una receta para los amantes del chocolate, un brownie, pero no solo un brownie de chocolate, como manda la tradición en Estados Unidos, que es de donde procede éste pastel; sino un brownie con galletas oreo, vamos, un verdadero placer si es que te gusta el chocolate. 




BROWNIE OREO


INGREDIENTES:

1 tableta de chocolate postres 
165 gr. de mantequilla
3 huevos y 2 yemas
165 gr. de azúcar moreno
1 cucharada sopera de azúcar avainillada
1 cucharada sopera de cacao en polvo
2 cucharadas soperas de harina
20 galletas Oreo (o similar, marca blanca)
Una pizca de sal. 
Azúcar glas

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo. 

Troceamos el chocolate, lo colocamos en un bol, añadimos la mantequilla y fundimos en el microondas en tandas de 30 segundos, vigilando que no se nos queme, cuando lo tengamos completamente fundido, reservamos (1). 
En otro bol, colocamos los huevos y las yemas y batimos con las varillas enérgicamente hasta conseguir una textura cremosa (2 y 3). Por el lado del bol, vamos añadiendo poco a poco el azúcar moreno y el azúcar avainillado (4 y 5) y mezclamos suavemente, para que no se nos baje el mezcla, hasta que estén integradas (6). 


Incorporamos el chocolate fundido que habíamos reservado (7 y 8), añadimos la harina, el cacao y la pizca de sal (9 y 10) y batimos suavemente hasta conseguir una mezcla homogénea (11). Troceamos 6 gallegas Oreo en trozos grandes y las incorporamos (12). 


Ahora cubrimos una fuente de horno rectangular, con papel vegetal, encima  colocamos 8 galletas enteras (13), sobre ellas echamos la mezcla anteriormente preparada, damos unos golpecitos contra la encimera, para unificar la masa y colocamos el resto de las galletas (14).  Horneamos a 180º durante 30 o 35 minutos, eso como siempre dependerá de cada horno. Cuando pinchemos con un palillo y salga seco ya estará hecho. 

Dejamos enfriar y a la hora de servir cortamos en cuadrados y espolvoreamos abundantemente con azúcar glas.



lunes, 16 de septiembre de 2013

STRUDEL DE JAMON Y QUESO

La receta de hoy me inspiraba mucha curiosidad, pero también muchas dudas, ya que creía que sería muy complicado elaborar está masa tan fina y delicada, pero bueno, hay que ser valiente y si no probaba, nunca saldría de dudas si sabría o no hacerla. Además es una receta tradicionalmente dulce, de origen alemán, cuyo relleno de manzanas es el más conocido, pero yo he optado por hacerlo con un relleno salado, en éste caso jamón de york y dos tipos de quesos, un queso tierno en lonchas y otro queso manchego semicurado, con un poquito más de sabor. El resultado ha sido extraordinario, el secreto está en saber hacer la masa y sobretodo en el estirado, hay que dejarla sumamente fina, transparente. Después admite todo tipo de rellenos, a gusto del consumidor. Vamos a ello. 





STRUDEL DE JAMON Y QUESO



INGREDIENTES:
Para la masa:

300 gr. de harina
100 ml. de agua
1 cucharada de aceite de oliva
1 huevo
1 pellizco de sal

Del relleno:

Un poco de mantequilla para fundir. Jamón cocido en lonchas, no muy gruesas.
Queso en lonchas (del tipo que más nos guste)

Para decorar:

1 huevo batido para pintar
Semillas de sésamo


PREPARACIÓN:


Lo primero que haremos será preparar la masa, para ello ponemos en un bol el agua, el huevo y el aceite (1)  y mezclamos con unas varillas hasta que la mezcla esté espumosa (2), vamos añadiendo la harina tamizada poco a poco y seguimos removiendo con  las varillas para evitar que se nos formen grumos (3 y 4); cuando  ya tengamos toda la harina incorporada, ayudándonos de una rasqueta sacamos la masa del bol (5) y la pasamos a la superficie de trabajo (6), la vamos uniendo hasta que la masa se despegue y vamos estirando y golpeando con ella la mesa, durante unos diez minutos aproximadamente (7), con ésto conseguiremos luego una masa fina y crujiente. Formamos una bola lisa y dejamos reposar tapada, en el bol, una hora. 






Pasado el tiempo de reposo procedemos a estirar la masa. Extendemos sobre la mesa un paño grande de cocina y lo enharinamos. Sacamos la masa del bol y aplanamos un poco con el rodillo muy suavemente. Entonces metemos las manos por debajo y con los puños cerrados, para evitar romperla, vamos estirando poco a poco de dentro hacia afuera, hasta conseguir un rectángulo grande lo más delgado posible, si se nos rompe por algún lado, no pasa nada unimos inmediatamente y seguimos con el proceso, hasta que nos quede transparente, a través de la masa veamos los dibujos del paño de cocina. Cuadramos el rectángulo y con la masa sobrante hacemos unas tiras de un centímetro aproximadamente, para luego decorar. Fundimos un poco de mantequilla en el microondas y pincelamos la superficie. 







Precalentamos el horno a 200º.
Ahora vamos a montar el strudel, para ello cubrimos la superficie de la masa con lonchas de jamón cocido, encima ponemos las lonchas de queso, y tapamos éstas con jamón cocido de nuevo. Enrollamos el strudel, ayudándonos del paño de cocina, cerramos los lados y los ponemos hacia abajo, para evitar que el relleno se salga. Adornamos con las tiras de masa, que habíamos reservado, formando rombos y pintamos con huevo batido. 





Espolvoreamos con las semillas de sésamo y horneamos 30 o 35 minutos, como siempre os digo depende de cada horno; hasta que lo veamos doradito, pero no excesivamente tostado. 



domingo, 8 de septiembre de 2013

LANGOSTINOS COCIDOS

La receta de hoy, casi que no se puede llamar receta, pero nunca los había hecho, y la verdad es que merece la pena, si escogemos un buen producto, algo tan simple como unos langostinos, se puede convertir en una verdadera exquisitez. Como no andamos en tiempos muy prósperos, podemos comprar el langostino congelado, aquí ya tendremos que acomodarnos a nuestro presupuesto, hay de varios precios, eso si dependiendo de la calidad, así será el resultado.




LANGOSTINOS COCIDOS


INGREDIENTES:

De 1/2 Kg. a 1 Kg. de langostinos crudos
8 litros de agua
4 ó 5 cucharadas de sal gorda
Hielo

PREPARACIÓN:

Si utilizamos langostinos congelados, ponerlos a descongelar en la nevera un día antes de hacer la receta. Lavamos muy bien y ponemos a escurrir (1). En una olla grande ponemos la mitad del agua a calentar, a fuego máximo. 

Echamos la otra mitad del agua en un recipiente bien grande y añadimos las 4 o 5 cucharadas de sal gorda (2), removemos bien para que la sal se disuelva completamente. Añadimos mucho hielo, hasta que el agua quede totalmente helada (3).



Cuando el agua de la olla rompa a hervir completamente (4) añadimos todos los langostinos de una vez, cuidando que no nos salpique el agua (5); en ése momento el agua dejará de cocer, pasado un minuto o minuto y medio (siempre con el fuego al máximo), los langostinos cambiarán de color, ahora es cuando tenemos que sacarlos. 

Colocamos el recipiente del agua helada al lado de la olla con los langostinos cocidos y rápidamente los vamos sacando con una espumadera (6) y echándolos en el agua helada. Si notáramos que el agua se calienta aunque sea un poco añadiremos más hielo. 

Dejamos en el agua fría mínimo 30 minutos (7). (Yo los he tenido cerca de una hora, y me han salido perfectos. 



Notas: El langostino debe quedar duro y pelarse con facilidad. Si nos pasamos en la cocción o el agua no está suficientemente fría, nos pueden quedar blandos. 

Tampoco nos quedarán bien, si los langostinos no están perfectamente descongelados, por eso es mejor ponerlos a descongelar en la nevera un día antes. 

Es una tapa muy fácil de hacer, que te saldrá de lujo, si sigues las dos reglas fundamentales agua hirviendo y agua helada. 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

PESCADILLAS RELLENAS AL HORNO

Hoy vamos a disfrutar de un delicioso plato de pescado, se trata de unas fantásticas pescadillas rellenas. En ésta ocasión  he utilizado pescadillas de ración, una por comensal, pero igualmente se puede hacer con merluza; también podemos poner el relleno que más nos guste, gambas, jamón, bacon, setas,...imaginación al poder; eso si, cuanto mejor sean los ingredientes, mejor estará el plato. 




PESCADILLAS RELLENAS AL HORNO



INGREDIENTES:

1 pescadilla de ración, por comensal
1 patata gorda, por comensal
1 vaso de agua
1 chorreón de vino blanco 
1 pastilla de caldo de pescado
2 huevos cocidos (1/2 para cada pescadilla)
Pimiento rojo asado (también puede ser de lata)
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta molida
Perejil 


PREPARACIÓN:


Ponemos a calentar el vaso de agua con la pastilla de caldo de pescado y dejamos que de un ligero hervor. Reservamos. 

Cortamos las patatas en rodajas de medio centímetro, aproximadamente, y las colocamos en una bandeja de horno, formando una cama. Salpimentamos, mojamos con la mitad del caldo de pescado, regamos con un hilo de aceite de oliva y espolvoreamos con perejil picado; ponemos al horno a 190º , unos veinte minutos aproximadamente. 

Mientras rellenamos las pescadillas, para ello antes les habremos quitado la cabeza y la espina (que guardaremos para hacer un caldo después, aquí no se tira nada) y dejándolas abiertas. Salamos ligeramente y colocamos las tiras de pimiento rojo cubriendo uno de los lados de la pescadilla, encima ponemos rodajas de huevo cocido, hasta cubrir el pimiento, rociamos con un hilillo de aceite de oliva, cerramos la pescadilla con el otro lado y atamos con hilo de cocina, para evitar que se nos salga el relleno. Así vamos rellenándolas todas hasta terminar. Salamos  por los dos lados y reservamos. 





Pasados los veinte minutos del horneado de las patatas, sacamos la bandeja del horno y colocamos encima de las patatas las pescadillas rellenas y atadas. Regamos con el resto del caldo de pescado, un chorreoncito de vino blanco y un hilillo de aceite de oliva, horneamos a 190º durante 15 minutos aproximadamente, eso dependerá del tamaño de las pescadillas; cuando cambien de color y se abran en lascas ya estarán. Quitamos el hilo de cocina,y listas para servir.